Día 6: San Petersburgo

Moscú

Nada más despertarnos, con mucha pena, comenzamos a hacer las maletas. Se nos acababa nuestra etapa en Moscú, pero iniciábamos una que era igual de interesante, San Petersburgo.
El avión salía del aeropuerto Sheremetyevo, cogímos el autobús que hacía paradas en cada terminal. Entramos en pánico porque el orden en el que paraba en las terminales era muy extraño y tras preguntar a varios pasajeros, nos tranquilizaron comentándonos que la F era de las últimas y la G/H de las primeras. Hacía un calor tremendo dentro del autobús, era un infierno, además nos tocó en la parte trasera que es donde llevaba el motor, estábamos deseando salir!

Sin tantos problemas como en el aeropuerto de Domodédovo, pasamos el control de forma normal y nos montamos en el avión. Ya podrían ser todos los aviones como este!

San Petersburgo

Llegamos a San Petersburgo 1 hora después, la primera diferencia abismal que notamos, fue el tiempo, pasando de los 30ºC en Moscú a no llegar a los 13ºC, del sol a la lluvia!

AEROPUERTO PÚLKOVO - SAN PETERSBURGO
¿Cómo ir?: Autobús número 39E, bajar en Moskovskaya y desde aquí coger la mejor línea de metro a nuestro destino.
Precio: 35 Rb
Duración: 30 minutos.

Habíamos reservado un apartamento, City of Bridges, muy cerca de La Catedral de Kazán, tras bajarnos del autobús en la parada de Moskovskaya (Моско́вский вокза́л), cogimos la línea de metro que más cerca nos dejaba de nuestro destino. Os dejamos el mapa del metro para que podáis consultar cuál sería vuestra mejor opción.

Llegamos al apartamento y a pesar de que la dueña no sabía mucho inglés, nos entendimos muy fácil con ella, nos abrió la puerta del apartamento y nos quedamos absolutamente boquiabiertos, qué preciosidad de habitación! El baño estupendo, la ducha comodísima con hidromasaje y radio dentro, la cocina bastante completa, vamos un lujo para el precio que habíamos pagado. Descargamos las maletas, no perdimos mucho el tiempo y bajamos rápidamente a dar un paseo por la ciudad antes de que anocheciera.
Eran poco más de las 19:00 cuando salimos y lo primero que visitamos fue La Catedral de Isaac, tiene una de las cúpulas más grandes del mundo.

El tiempo no nos dejaría continuar con la visita por lo que fuimos en busca de un supermercado para hacer la compra, encontramos uno a escasos metros del apartamento. Aprovechamos para llenar el armario de provisiones para los siguientes días y tras la breve vuelta por la ciudad, fuimos a descansar.